5 razones para que todos tengamos un plan de pensiones

«Si dos personas están de acuerdo en todo, una de ellas es innecesaria»

Winston Churchill

Una de las frases más repetidas por los expertos financieros es que los planes de pensiones solo interesan a las rentas más altas.

Su principal argumento es la fiscalidad. Las rentas más altas tributan a tipos más altos por lo que la devolución de Hacienda será mayor que para las rentas más bajas.

Según ellos, si tu salario no se encuentra en los tramos más altos de la base general del IRPF, los planes de pensiones no son para ti y deberías invertir en fondos de inversión.

En este debate sobre los planes de pensiones existe un exceso de «economicismo» buscando la solución fiscal-financiera óptima y se ignoran otros valores cualitativos del producto igualmente interesantes.

En el artículo de hoy, voy a dar 5 razones por las que los planes de pensiones son un buen vehículo de inversión para todo tipo de rentas y te diré cuál es, en mi opinión, el mejor plan de pensiones del mercado.

Incentivan la inversión a largo plazo

Uno de los grandes peligros para el inversor es dejarse llevar por el pánico durante las caídas de mercado.

Todos los inversores sabemos que este comportamiento es el esperado de las bolsas. Sin embargo, en ocasiones, el corazón manda más que la razón.

Gracias a su iliquidez, ante un mercado bajista prolongado los planes de pensiones son una protección contra nuestras emociones ya que es un vehículo diseñado para invertir a muy largo plazo.

Aumentan tu sueldo neto

Muchos expertos infravaloran el valor de la devolución del IRPF para las rentas medias-bajas. Sin embargo, son precisamente estas rentas las más beneficiadas de una rebaja fiscal ya que esto puede suponer un ingreso considerable para su vida diaria.

Según la Encuesta de Estructura Salarial de 2017, el salario mediano en España en 2017 fue de 20.000€ aproximadamente (19.830,12€).

Para una persona soltera de 30 años y sin hijos, este sueldo mediano supondría un sueldo neto mensual de 1.366€ netos en 12 pagas (16.392€/año).

Sueldo neto para un trabajador soltero y sin hijos con un sueldo bruto de 20.000€ (Fuente: Calculadora sueldo neto CincoDias)

Suponiendo una tasa de ahorro del 10% (136,6€), este trabajador recibirá una devolución anual de 400€ anuales aproximadamente. Es decir, un 2,4% de su salario neto.

Idealmente, esta devolución del IRPF debería reinvertirse. Bien en el plan de pensiones para aumentar su rentabilidad a largo plazo, bien en una cartera de fondos para diversificar los vehículos de inversión de su cartera.

Sin embargo, este dinero extra también podría ser útil en muchas familias para sufragar pequeños gastos corrientes.

En el año 2018, para las familias con ingresos netos mensuales entre 1.000 y 1.500€, una devolución de 400€ representaría aproximadamente la mitad del presupuesto familiar en sanidad y comunicaciones o casi el triple de sus gastos educativos.

Gasto por hogas para familias con rendimientos netos mensuales entre 1.000€ y 1.500€
Distribución del gasto para familias con ingresos netos mensuales entre 1.000 y 1.499€. (Fuente: INE – Encuesta de Presupuestos Familiares)

Por lo tanto, cuando se trata de rentas medias, creo que el plan de pensiones puede suponer un equilibrio entre la rentabilidad a largo plazo y los ingresos netos a corto plazo.

Protegen ante el desempleo de larga duración

Las personas con menores salarios suelen ser las que están más expuestas a sufrir periodos de paro de larga duración. Especialmente al final de su vida laboral.

El desempleo de larga duración es uno de los supuestos excepcionales de liquidez de los planes de pensiones.

En este escenario, el rescate del plan de pensiones es muy interesante fiscalmente. Si el parado no recibe ninguna otra renta, el rescate podría realizarse pagando un 0% de IRPF.

Por ejemplo, un desempleado de larga duración soltero, que resida en Asturias y sin otros ingresos decide retirar 10.000€ al año de su plan de pensiones. El total de su factura de IRPF será de 0€.

En la imagen inferior puedes ver el resultado de su declaración usando el simulador Renta Web:

Declaración de la Renta de un parado con unos ingresos anuales de 10.000€ (Fuente: Simulador Renta Web)

Reducen las barreras de entrada a la inversión periódica

Otra de las ventajas de los planes de pensiones es que facilitan enormemente la inversión periódica.

Por un lado, las aportaciones mínimas son muy reducidas. Habitualmente, los mínimos de entrada de los planes de pensiones rondan los 50€.

En cambio, las aportaciones mínimas de fondos de inversión en muchas ocasiones pueden rondar los 200-300€. Para una renta media-baja, esto puede significar el ahorro de varios meses.

Por otro lado, los planes de pensiones permiten al partícipe automatizar la inversión a través de la domiciliación de sus aportaciones. Esto no es posible con muchos comercializadores de fondos.

En resumen, los planes de pensiones reducen las barreras de entrada al sano hábito de la automatización de nuestro plan de inversión.

Intocables ante los embargos

Finalmente, una última cualidad de los planes de pensiones que suele pasar desapercibida es su inembargabilidad.

Si tu renta no es muy alta y sufres problemas económicos, podría ocurrir que a lo largo de tu vida sufras algún problema que te lleve al embargo de tus bienes.

Si tuvieses dinero invertido en fondos de inversión, estos activos serían embargables. En cambio, esto no te ocurrirá con tu dinero del plan de pensiones. Por lo menos, hasta el momento en el que comiences a cobrar la prestación (Fuente: Artículo 8 de la Ley de Regulación de los Planes y Fondos de Pensiones de 2002).

Bonus Track: El plan de pensiones más barato del mercado

Tras haber descrito algunas de las ventajas de los planes de pensiones, debo reconocer uno de los principales problemas de este vehículo de inversión: la mayoría de productos obtienen rentabilidades pésimas.

Las razón principal de estos pobres rendimientos es la escasa competencia del sector. Mientras que en el mercado de fondos de inversión existe una gran competencia entre gestoras nacionales e internacionales, en los planes de pensiones la legislación actual no permite a gestoras extranjeras comercializar estos productos.

Sin embargo, es posible que todo esto cambie en el medio plazo gracias al PEPP (Producto Paneuropeo de Pensiones Individuales).

El PEPP es un proyecto europeo cuyo objetivo es, precisamente, aumentar la competencia del mercado de pensiones individuales homogeneizando las reglas del sector entre todos los países de la Unión Europea y permitiendo la contratación de planes de pensiones de gestoras de otros países.

Mientras cruzamos los dedos para que el PEPP se vuelva una realidad, debemos buscar buenos productos dentro de la oferta actual.

En este sentido, mi recomendación personal son los planes de pensiones indexados de Indexa Capital. De lejos, los planes de pensiones más baratos del mercado. Por este motivo, forman parte de mi cartera de inversión.

ConceptoBeneficiarioComisión anual
Total0,72%
Asesoramiento y comercializaciónIndexa Capital0,20%
Gestión del planCaser Pensiones0,20%
DepósitoCecabank0,07%
Gastos corrientes de los fondos y ETFsGestoras de los fondos y ETFs0,13% (Aprox.)
Otros costes (corretaje, auditoría, etc)Intermediarios financieros0,12%

Conclusiones

Al contrario de lo que dicen muchos expertos, considero los planes de pensiones un vehículo de inversión interesante para todas las rentas.

La visión a largo plazo o la reducción de las barreras de entrada a la inversión automática son algunas cualidades que convierten a este vehículo en un gran complemento para tu cartera junto los fondos indexados o los ETFs.

Disclaimer: Aquellos servicios que he probado personalmente y recomiendo podrían contener enlaces de afiliación. El uso de estos enlaces no representa ningún coste para ti. Contratar estos servicios a través de estos enlaces es una forma de apoyar el contenido de este blog.

Si te ha gustado el artículo, ¡compártelo!
Facebooktwittergoogle_plusmailFacebooktwittergoogle_plusmail

8 comentarios

  1. Hola Alejandro, ya tengo cuenta en Indexa con un Plan de Pensiones y con fondos de inversión, pero estoy planteandome invertir como mínimo a 10 años, siguiendo con la inversión pasiva pero a traves de ETFs y quisiera saber tu opinión así como donde puedo informame sobre estos instrumentos, me refiero a blogs, páginas, etc… Muchas gracias por todo. Un saludo

    1. Hola Rafel,

      Si quieres invertir a través de ETF, tengo este artículo al respecto donde explico su funcionamiento.
      Para operar con ETF necesitarás un bróker. En este artículo analizo 5 buenos bróker para invertir a largo plazo con ellos.

      Por último, ¿quieres operar con ETF o fondos indexados? Te recuerdo que su operativa es muy diferente.

      Un saludo,
      Alejandro

  2. Hola Alejandro, hablas de casos con dificultades, pero en el caso de un matrimonio donde los dos tienen un plan de pensiones cada uno y efectivamente se han ahorrado esos 400€ al año de media , pero ¿qué les pasa cuando se jubilen y rescaten sus planes de pensiones? ¿Tendrán que tributar como IRPF lo que rescaten de los planes más lo que hayan ganado ese año?.
    Según algunos comentarios que he leído, les puede suponer casi la mitad de lo que tienen ahorrado en los planes, mucho más de lo que se han ahorrado con la desgravaciones anuales. Muchas gracias por tu información. Saludos.

    1. Hola Agustín,

      No he querido entrar en la parte del rescate porque entramos en política-ficción y compararlo con el rescate en forma de renta de una cartera de fondos es bastante complejo. No obstante, voy a dar mi opinión al respecto de forma resumida.

      Actualmente, según el informe de la OCDE «Pensiones at Glance 2019» España tiene una tasa de remplazo bruta del 72,3%. En términos netos, llegamos hasta un 83,4% para un salario medio. Esto quiere decir, que un trabajador con un salario medio se retira con una pensión neta que representa del 83,4% de su último sueldo neto. Con una tasa de reemplazo tan alta, la mayoría de jubilados españoles se encuentran, aproximadamente, en unos tramos impositivos muy próximos a los que tenían antes de jubilarse. Por lo tanto, por poco que retiremos de nuestro PP, es probable que paguemos aún más impuestos que cuando trabajábamos ya que nuestra tasa de reemplazo podría ser superior al 100%.

      Sin embargo, es más que probable que esto cambie en el medio plazo. El sistema público de reparto es insostenible y, a falta de reformas de mayor calado, la solución más probable es que se reduzcan estas pensiones tan onerosas. En mi opinión, seguramente vayamos hacia un sistema más asistencial que contributivo donde la diferencia entre la pensión máxima y mínima sea cada vez más pequeña. Reduciendo las pensiones máximas, lógicamente. Para nuestros políticos, es la forma más disimulada de reducir la pensión.

      De este modo, la tasa de reemplazo se acercaría más a los niveles medios de la OCDE del 50-60%. Con esta tasa de reemplazo, nuestra pensión pública ya tributará a tipos muy inferiores al de nuestro último salario por lo que tendremos más margen para complementar con el PP a menor tipo impositivo.

      Por último, sobre lo que comentas de que «puede suponer casi la mitad de lo ahorrado», me parece muy exagerado. Es importante tener en cuenta que los planes de pensiones son un vehículo para rescatar en forma de renta NUNCA en forma de capital. Aunque lo segundo es posible, fiscalmente es un uso muy ineficiente del vehículo. Los PP están para complementar la pensión, no para comprar el coche de tus sueños a los 65.

      Un saludo,
      Alejandro

  3. Hago observar que hay planes más baratos que el Indexa y de calidad contrastada por especialistas como Morningstar o Vdos. Me refiero a Loreto Optima, con 0,30% de comisión de gestión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.