Fondos indexados: Ser mediocre y ganarlos a todos

“Mi consejo no puede ser más simple: Invierte un 10% en bonos gubernamentales a corto plazo y el 90% en un fondo indexado S&P500 muy barato. Los resultados a largo plazo de esta estrategia serán superiores a los alcanzados por la mayoría de los inversores”

Warren Buffet

Ya sabemos que si queremos cuidar nuestros ahorros debemos invertir en fondos de inversión. Sin embargo, no todos los fondos de inversión son iguales.

Por un lado, están los fondos de inversión tradicionales o gestión activa que tienen una meta: superar a su benchmark o índice de referencia. Por otro lado, tenemos los fondos indexados. Estos fondos no buscan superar a un índice. Simplemente intentan igualarlo. Aunque parezca extraño, pese a esta “mediocridad”, a largo plazo los fondos indexados obtienen mayor rentabilidad que la mayoría de fondos de gestión activa.

En el artículo de hoy, veremos cuál es el origen de los fondos indexados y por qué son superiores a la mayoría de fondos de gestión activa.

Batir al mercado, la lucha casi siempre inútil

La rentabilidad media anualizada de los 34 fondos de inversión de renta variable (RV) española en el periodo 2000-2015 ha sido del 3,1% (estudio). Muy inferior a la rentabilidad obtenida por el IBEX35 (4,6%) o por los bonos del Estado a 15 años (5,4%).

En este otro estudio se obtienen resultados muy significativos para el periodo 1991-2006:

  • De los 17 fondos de RV española con al menos 15 años de historia, ninguno logró batir al Índice Total de la Bolsa de Madrid (ITBM)
  • Entre los 43 fondos con 10 o más años de historia, sólo 1 batió al ITBM
  • Bestinver Bolsa, el único fondo que batió cuya rentabilidad media en 10 años fue superior al ITBM, lo superó únicamente en un 1,9%.

Si en un periodo 15 años ningún fondo de inversión bate al mercado y en un periodo de 10 años únicamente un 2% tiene mejor rentabilidad que el conjunto del mercado (ITBM) , ¿por qué no invertimos directamente en ese mercado o en un subconjunto representativo del mismo?

¿Es esto posible? Por supuesto. ¿Cómo? A través de fondos de inversión cuya estrategia es replicar de la forma más precisa posible la cotización del índice bursátil marcado como objetivo de la inversión. Este tipo de fondos es conocido como “Fondo indexado”.

Antes de detallar el funcionamiento de estos fondos y porqué deben ser tu principal herramienta de inversión, un poco de historia sobre qué son los índices bursátiles y cómo surgen los fondos indexados.

¿Qué son y cómo nacen los índices bursátiles?

IBEX35, EUROSTOXX 50, DAX30, S&P 500, CAC40…todos ellos son nombres de índices bursátiles que escuchamos a diario en las noticias. Pero, ¿cuántos de nosotros sabemos realmente lo que significan?

Un índice bursátil es una magnitud que refleja la situación financiera de un determinado conjunto de empresas dentro de un país o región. Aunque no todos los índices se calculan siguiendo la misma metodología, los índices más conocidos suelen están formados por las empresas del país/región con mayor capitalización bursátil [definición]. Detrás del nombre del índice se suele indicar el número de empresas que lo componen. Así el IBEX35 está compuesto por las 35 mayores empresas de España.

“La realidad es que las 150 mayores empresas del IBEX sólo pagaron en el 2014 el 6%”

Miguel Ángel Revilla (@RevillaMiguelA) en Twitter el 04/01/2016

Ya veis que a @RevillaMiguelA le sobran unas 115 empresas en ese IBEX imaginario 😉

A continuación, algunos índices famosos y el país/región al que pertenecen:

ÍndicePaís/Región
IBEX 35España
EUROSTOXX50Europa
S&P500EEUU
DAX30Alemania
CAC40Francia
Wilshire5000EEUU
FTSE100Reino Unido

Pero, ¿cuándo se creó el primer índice bursátil?

Charles Henry Dow: Con él empezó todo

El 3 de Julio de 1884, Charles Henry Dow, periodista, economista y fundador del “The Wall Street Journal” crea el primer índice bursátil de la historia: El “Dow Jones Average”. Este índice estaba calculado a partir de la cotización de 12 empresas: 10 ferroviarias y 2 empresas industriales. Comenzó a ser publicado de forma diaria en el boletín de noticias financieras Customer’s Afternoon Letter (precursor del The Wall Street Journal) y es conocido en la actualidad como el “Dow Jones Transportation Average”. 

Dos años más tarde, el 26 de Mayo de 1896, Charles Henry Dow crearía uno de los índices más famosos en la actualidad: El “Dow Jones Average Industrial” o simplemente el “Dow Jones”. Este índice está formado únicamente por empresas industriales y entre las 12 empresas que lo formaron al inicio sólo una permanece en el índice: General Electric.

Charles Henry Dow creó el primer índice bursátil pero no sería hasta casi un siglo después cuando un visionario utilizará su idea para revolucionar el mundo de la inversión para siempre.

John C. Bogle: El padre de los fondos indexados

John Bogle, padre de los fondos indexados

El 31 de Diciembre de 1975, John C. Bogle (Wikipedia) a través de su compañía Vanguard Group lanza su primer fondo indexado. Concretamente, replicando el índice S&P 500. Este evento no es un hito por el hecho de comercializar un fondo de inversión indexado ya que en 1973 Wells Fargo y American National Bank habían sido los primeros en comercializarlos a clientes institucionales sino por ser el primer fondo indexado abierto a inversores particulares. Además, los revolucionarios fondos de inversión comercializados por Bogle se caracterizaron siempre por dos principios: costes muy bajos y alta diversificación a través de índices.

Como todo movimiento revolucionario, las críticas y las mofas no tardaron en llegar. El propio Bogle reconoció cómo soportó durante más de 20 años a muchos gestores burlándose de su fondo utilizando el mote “Bogle’s folly” (“La estupidez de Bogle”) [discurso, 1997].

Bogle era un firme defensor de la inversión a largo plazo y rechazaba los tradicionales fondos de gestión activa para la inmensa mayoría de inversores particulares porque:

  1. En el largo plazo, un fondo de inversión es incapaz de batir al mercado año tras año. Los pocos que lo consiguen durante cortos periodos de tiempo acaban siendo batidos por el mercado de nuevo.
  2. Las comisiones cobradas por esos mismos fondos devoran prácticamente cualquier ventaja obtenida sobre el mercado.

Fondos activos vs Fondos indexados

Como acabamos de ver, John C. Bogle defiende sus fondos indexados porque en el largo plazo son más rentables y más baratos. ¿Pero es esto cierto? Ahora lo veremos.

Rentabilidad

Basándonos en los estudios expuestos al principio del artículo para el mercado español, la rentabilidad del mercado español a medio-largo plazo es mayor que la obtenida por los fondos de gestión activa. Pero, ¿en el resto del mundo?

Un reciente estudio americano compara la rentabilidad obtenida en diferentes periodos de tiempo (entre 5 y 16 años) por una típica cartera 60% Renta Variable-40%Renta Fija formada únicamente por fondos indexados con la rentabilidad obtenida por 5000 combinaciones aleatorias de fondos de gestión activa. Los resultados obtenidos son muy similares a los alcanzados en el estudio español. La probabilidad de que una cartera de fondos indexados obtenga mejor rentabilidad que una cartera compuesta por fondos de gestión activa ronda el 80%. Otras conclusiones interesantes alcanzadas por los investigadores:

  • Ventaja de cartera: La cartera de fondos indexados ofrece mayores probabilidades de superar a los fondos activos que la comparativa entre ambos según el tipo de activo.
  • Ventaja temporal: Como el buen vino, a los carteras indexadas le sienta bien el paso del tiempo. Cuanto mayor es el periodo de tiempo de la comparativa, mayor es la probabilidad de que una cartera indexada gane a una cartera tradicional
  • Desventaja de diversificación de gestor: La diversificación de gestoras para fondos activos de un mismo activo reduce las probabilidades de la cartera activa de superar una cartera indexada.

Costes

Un reciente estudio de Morningstar, analiza la evolución de los costes de los fondos de inversión en toda Europa. Entre todas la conclusiones obtenidas por el estudio, hay una especialmente significativa:

“En promedio, los gastos corrientes de los fondos pasivos (fondos indexados)se sitúan en el 0,31% en Europa, frente a 1,38% para los fondos activos.”

Como vemos, una diferencia superior a un 1%. Quizás esa diferencia pueda parecer despreciable. Sin embargo, en el largo plazo, la diferencia es enorme. En la imagen inferior, extraída de un estudio sobre el rendimiento de los fondos de inversión españoles, se muestra la pérdida de patrimonio de un inversor según el tamaño de las comisiones aplicadas.

impactocostes

Valor final de una inversión según los gastos soportados

Como podemos ver, al cabo de 30 años, la diferencia entre soportar unas comisiones del 1% frente al 2% supone alrededor de un 20% sobre el patrimonio final del inversor. ¿Nada mal, verdad?

Al principio destacábamos a Bestinver Bolsa como el único fondo español que durante el periodo 1996-2006 había batido a su índice de referencia. El resultado a favor de Bestinver durante ese periodo fue de un 1,9%. Si comparamos los costes de Bestinver Bolsa (1,8%) y un fondo indexado al Ibex35 como el Imantia Ibex35 (0,40%), comprobamos que la ventaja de Bestinver  Bolsa se reduce hasta un 0,5%. Y hablamos del único fondo capaz de batir a su índice (el ITBM) en 10 años.  (Editado el 14/04/2017)

Resumiendo, tal y como Bogle predica, los costes importan. Mucho. Tanto que cualquier rentabilidad superior obtenida por un fondo de gestión activa acaba desapareciendo por culpa de sus mayores costes respecto los fondos indexados .

Los escolares baten a los fondos de gestión activa

En el libro clásico sobre inversión indexada “Los 4 pilares de la inversión” (Amazon, Casa del Libro), William J. Bernstein compara a los gestores de los fondos de inversión con monos lanzando dardos a una diana. Cualquiera puede acertar y batir al mercado en un periodo corto de tiempo. Sin embargo, en el largo plazo es imposible que alguno de los monos acierte una y otra vez.

Como anécdota, un experimento similar al de la metáfora de los monos. En este estudio, se escogieron 248 escolares y cada uno creó su propia cartera de inversión escogiendo aleatoriamente 5 números. Cada número representaba una empresa entre las 70 más grandes de España. A continuación, se calculó la rentabilidad que habrían obtenido en el periodo 2002-2012 invirtiendo la misma cantidad de dinero en cada una de las empresas escogidas. ¿El resultado? La rentabilidad media de todos los escolares fue del 105% mientras que la obtenida por el conjunto de los fondos de renta variable española durante el mismo periodo fue del 71%. Como vemos, en el largo plazo, hasta un niño podría ganar a muchos de los fondos de gestión activa que se comercializan en la actualidad.

Conclusiones

Los fondos de inversión de gestión activa buscan obtener rentabilidades superiores a su índice de referencia pero muy pocos lo consiguen regularmente.

Dentro de ese privilegiado grupo de fondos, a día de hoy ninguno ha sido capaz de repetir dicha hazaña durante un periodo de tiempo superior a 20 años.

Si un inversor tuviera la habilidad de escoger siempre un fondo activo que bata a su índice todos los años, las mayores comisiones aplicadas por este fondo en comparación con otro indexado provocaría que en la mayoría de las ocasiones los rendimientos de ambos fondos se igualasen.

Los fondos indexados se postulan como la solución más sencilla, barata y rentable para todos aquellos inversores que quieren obtener en el largo plazo una rentabilidad decente por su dinero sin arriesgarse a escoger el gestor equivocado.

Si te ha gustado el artículo, ¡compártelo!
Facebooktwittergoogle_plusmailFacebooktwittergoogle_plusmail

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *