Monedas de oro

Cómo invertir en monedas de oro para diversificar tu cartera

«Porque el oro es dinero honesto, es detestado por hombres deshonestos»

Ron Paul

¿Lingotes o monedas? Esta es la primera pregunta que te harás cuando te lances a invertir en oro físico.

Mi recomendación: las monedas de oro.

En este artículo vamos a analizar las ventajas de las monedas respecto los lingotes, recomendaciones generales antes de comprar tu primera moneda de oro y cuáles son las monedas de oro más populares del mercado.

Por qué elegir monedas de oro

Pese a que tienen una prima ligeramente más alta que los lingotes, las monedas de oro tienen unas características que las hacen superiores como herramienta de inversión.

Una de las mayores ventajas de las monedas es su mayor dificultad para ser falsificadas. Gracias a su particular diseño, peso y dimensiones, cada tipo de moneda de oro es extremadamente difícil de replicar.

Para algunos inversores, otra de las ventajas de las monedas es que, al ser la mayoría de ellas monedas de curso legal, son emitidas exclusivamente por gobiernos nacionales.

Finalmente, la última razón para invertir en monedas de oro es su belleza. Mientras que los lingotes tienen un aspecto simple y poco llamativo, las monedas son pequeñas obras de arte que pueden alegrar la vista con solo mirarlas.

Qué debes saber antes de comprar tu primera moneda de oro

Solo nos interesa su valor intrínseco

Una moneda de oro la podemos valorar de tres formas diferentes:

  • Valor intrínseco: Es el valor de la moneda según su cantidad de oro. Las monedas cuyo valor depende principalmente de su peso en oro se conocen como monedas bullion.
  • Valor nominal: Este es su valor como moneda de curso legal. Excepto el Krugerrand sudafricano, todas las monedas de oro tiene algún valor en la divisa del país de emisión.
  • Valor numismático: Es el valor que tiene una moneda según su historia o rareza. El precio de la moneda se puede disparar si deja de ser fabricada o es demandada por muchos coleccionistas.

Como inversores, nos interesan las monedas de oro por su valor intrínseco y no por su valor nominal o numismático.

Atención al año de emisión de la moneda

Precio de monedas de oro Krugerrand de 2020 frente a años diversos

Al comprar monedas bullion, es importante prestar atención al año de emisión de la moneda.

Las monedas emitidas durante el año en curso suelen tener una prima superior que las monedas de años aleatorios. Por dos razones:

  1. Se encuentran en mejor estado: Las monedas emitidas en el año en curso provienen directamente del fabricante. Por lo tanto, se encuentran en perfecto estado.
  2. Suelen tener mayor demanda: Tanto por su excelente estado como porque a algunos inversores les gusta saber el año en el que compraron la moneda, las monedas nuevas tienen una mayor demanda que repercute en un mayor precio final.

Huye de las monedas «proof»

Monedas de oro "proof" frente a BU

Las monedas «proof» son ediciones especiales orientadas al coleccionismo. Su coste de fabricación es mayor ya que, entre otras cosas, se acuñan con mayor precisión y durante más tiempo para obtener diseños muy pulidos y brillantes.

Este tipo de moneda se vende con una prima muy superior, en estuches especiales y envueltas en plástico para una mejor conservación. También suelen incluir un certificado de autenticidad.

Si tu único interés es comprar monedas de oro como inversión, aléjate de estas monedas.

Moneda de oro "Proof" Buffalo americano de 2015

A mayor pureza, mayor fragilidad

Las monedas de oro más populares tienen una ley entre 916 y 999 milésimas de oro (22 y 24 quilates respectivamente).

Independientemente de su ley, todas las monedas de oro tienen la misma cantidad del metal precioso (1oz, 1/2oz, etc). La única diferencia es que las monedas de 22 quilates pesarán más ya que al peso del oro hay que sumarle el peso de la plata o el cobre que componen la aleación.

Puede resultar más atractivo comprar monedas de la mayor pureza posible. Sin embargo, las monedas de oro de menor pureza se conservan mejor gracias a su mayor dureza y resistencia frente a los golpes.

El debate de las monedas fraccionarias

Monedas de oro fraccionarias Krugerrand

Se denominan monedas fraccionarias aquellas monedas de oro cuyo contenido del metal precioso es menor que una onza.

Los defensores de las monedas fraccionarias recomiendan su compra porque:

  1. Reducen los niveles de entrada a la inversión en oro físico: Con el actual precio spot del oro, comprar una moneda de una onza supone un gran desembolso para una cartera pequeña. En cambio, adquirir una moneda de 1/2 onza o 1/4 de onza es más asequible.
  2. Aportan mayor flexibilidad operativa: Si debemos rebalancear nuestra cartera, disponer de monedas fraccionarias nos permite realizar pequeños ajustes más cómodamente. Otra opción es utilizar un ETF de oro.
  3. Facilitan la diversificación: Al comprar monedas de oro, es inteligente diversificar las monedas de nuestra cartera. Con las monedas fraccionarias, en lugar de tener una única moneda de 1 onza, podemos tener 4 monedas diferentes de 1/4 de onza.

La mayor desventaja de las monedas fraccionarias es que su prima es considerablemente superior. Esto se debe a que el coste de fabricación de una moneda de una onza es el mismo que el de una moneda fraccionaria. Por lo tanto, el coste de fabricación por gramo de una moneda fraccionaria es mayor.

Entre los enemigos de las monedas fraccionarias se encuentra el escritor y bloguero Craig Rowland. En su famoso libro sobre la Cartera Permanente, Rowland recomienda evitar las monedas fraccionarias y comprar siempre monedas de oro de 1 onza.

Invitación Indexa Capital: 10.000€ sin comisión de gestión durante 1 año (solo carteras de fondos)

Las mejores monedas de oro para invertir

Al comprar monedas de oro para nuestra cartera, siempre debemos elegir las monedas bullion más populares del mercado.

Sin embargo, cuando uno entra por primera vez en una tienda online como CoinInvest, su amplia oferta nos llenará de dudas sobre cuál es la mejor moneda de oro para nuestra cartera.

Según la lista de productos más vendidos de APMEX, uno de los mayores distribuidores online de metales preciosos, las monedas bullion de 1 onza más populares son:

  • El Krugerrand sudafricano
  • El Eagle americano
  • El Maple Leaf canadiense
  • El Buffalo americano
  • La Filarmónica austriaca
Monedas de oro más populares según APMEX

A estas cinco monedas de oro, vamos a añadirles otras dos monedas bullion muy populares entre los inversores europeos en general y los inversores británicos en particular: el Soberano y la Britannia.

Krugerrand sudafricano

Con el Krugerrand nacieron las monedas bullion. Acuñada por primera vez en el año 1967 por la South African Mint, fue la primera moneda bullion de la historia. Es decir, el Krugerrand fue la primera moneda de oro valorada por su peso en oro y no por su valor nominal. A día de hoy, es una de las monedas con mayor cuota de mercado mundial.

El Krugerrand tiene una ley de 916 milésimas (22 quilates). Las 2/24 partes restantes de la aleación son de cobre lo que le otorga un color ligeramente anaranjado.

En el anverso, se muestra a Paul Kruger, presidente de la antigua República de Sudáfrica entre 1883 y 1900 (Wikipedia).

En el reverso, aparece uno de los símbolos de Sudáfrica: el antílope sudafricano o springbok.

Está disponible en cuatro pesos diferentes: 1oz, 1/2oz, 1/4oz y 1/10oz.

Eagle americano

El Eagle americano es la moneda bullion favorita de los estadounidenses. Por esta razón, es también una de las monedas con mayor cuota de mercado del mundo.

El Eagle es una moneda con historia. Su primera versión fue acuñada en el año 1792, fue moneda de curso legal y se fabricaba con diferentes valores nominales.

La moneda estuvo en circulación todo el siglo XIX hasta el año 1933 tras la confiscación del oro por el presidente Roosevelt con la orden ejecutiva 6102.

No fue hasta el año 1985 cuando Ronald Reagan firmó la Gold Bullion Coin Act por la cual Tesoro de los Estados Unidos volvía a estar autorizado para acuñar nuevas monedas de oro.

El Eagle moderno tiene una ley de 916 milésimas (22 quilates) estando la aleación compuesta además por plata (3%) y cobre (5,33%).

Es de curso legal en los Estados Unidos y tiene un valor nominal de 50$.

En el anverso, se muestra la figura de Lady Liberty tal como la diseñó Augustus Saint-Gaudens para el Double Eagle de 20$ producido entre 1907 y 1933.

En el reverso, aparece un águila calva, símbolo de los Estados Unidos, llevando una rama de olivo a un nido con un águila hembra y sus crías.

El Eagle es producido en cuatro pesos diferentes: 1oz (50$), 1/2oz (25$), 1/4oz (10$) y 1/10oz (5$).

Maple Leaf canadiense

El primer Maple Leaf fue producido por la Real Casa de la Moneda de Canadá (Royal Canadian Mint) en el año 1979.

Durante esa época, existía un boicot internacional contra Sudáfrica por su política racista del apartheid. El Maple Leaf nació como moneda de oro de alta pureza para sustituir al Krugerrand.

El Maple Leaf es una de las monedas bullion de mayor pureza. Desde su creación en 1979 hasta el año 1982, tuvo una ley de 999 milésimas. Desde entonces hasta nuestros días, la moneda se ha producido con una ley de 999,9 milésimas. Fue la primera moneda bullion en alcanzar este nivel de pureza.

En el año 2015, el Maple Leaf se comenzó a producir utilizando una novedosa tecnología anti-falsificaciones bautizada como DNA (Bullion Digital Non-Destructive Activation). Esta tecnología permite a los distribuidores adheridos al programa DNA comprobar en segundos la autenticidad de una pieza.

El Maple Leaf es moneda de curso legal en Canadá con un valor nominal de 50$ canadienses.

El anverso de la moneda muestra la imagen de la reina Isabel II junto a su nombre y el valor nominal de la moneda.

En el reverso, el emblema Canadá presente en su bandera nacional y que da nombre a la moneda: la hoja de arce. Esta cara también tiene grabada la ley de la moneda y su peso en oro.

El Maple Leaf se comercializa en 5 pesos distintos: 1oz (50$), 1/2oz (20$), 1/4oz (10$), 1/10oz (5$), 1/20oz (1$).

Buffalo americano

El Buffalo americano fue producido por primera vez en el año 2006 como parte del Programa Presidencial de Monedas de 1$ aprobado en el año 2005.

A diferencia del Eagle de 916 milésimas (22 quilates), el Buffalo tiene una ley de 999,9 milésimas (24 quilates). Precisamente, el motivo principal de los Estados Unidos para acuñar esta moneda fue competir con otras monedas populares de gran pureza como el Maple Leaf.

Al igual que el Eagle, esta moneda es de curso legal en los Estados Unidos y tiene un valor nominal de 50$.

El Buffalo es un tributo a los indios americanos. Por esta razón, en su anverso se muestra el perfil de un indio americano tal como lo diseñó James E. Fraser para el Buffalo Nickel de 5 centavos en 1913.

En el reverso se muestra la figura de un bisonte americano. Cuenta la leyenda que se trata de Black Diamond, un bisonte americano que vivió en Central Park entre 1893 y 1914.

El Buffalo se produce en cuatros pesos diferentes:1oz (50$) 1/2oz (25$), 1/5oz (10$) y 1/10oz (5$).

Filarmónica austriaca

La Filarmónica austriaca fue producida por primera vez en el año 1989 por la Casa de la Moneda de Austria (Münze Österreich).

La Filarmónica tiene una ley de 999,9 milésimas (24 quilates).

Inicialmente, la Filarmónica tuvo un valor nominal de 2.000 chelines austriacos (ATS). Aproximadamente, unos 145€. En el año 2002, con la adopción del euro, su valor nominal se actualizó a 100€.

Es moneda de curso legal en Austria y se trata de la única moneda bullion denominada en euros.

En el anverso se muestra el órgano tubular de la Sala Dorada del Musikverein de Viena.

En el reverso se pueden ver ocho instrumentos característicos de la Orquesta Filarmónica de Viena: 2 violines a cada lado de un violonchelo en primer plano, una trompa vienesa, un fagot y un arpa.

La Filarmónica se comercializa en 5 pesos distintos: 1oz (100€), 1/2oz (50€), 1/4oz (25€), 1/10oz (10€) y 1/25oz (4€).

Britannia británica

La Britannia de oro fue emitida por primera vez en el año 1987 por la Real Casa de la Moneda británica (Royal Mint) con el objetivo de competir con el Krugerrand sudafricano y el Eagle americano.

Igual que los rivales de sus inicios, la Britannia fue producida con una ley de 917 milésimas (22 quilates). En el año 2003, la Royal Mint decidió aumentar su ley hasta las 999,9 milésimas siguiendo la estela de otras monedas de oro como el Maple Leaf, el Buffalo o la Filarmónica.

Como la mayoría de monedas bullion, la Britannia es moneda de curso legal en su país de origen. Su valor nominal es de 100 libras esterlinas.

En el anverso, se muestra la imagen de la Reina Isabel II junto con la abreviatura de la expresión latina «Dei Gratia Regina» (Por la gracia de Dios, Reina).

En el reverso de la moneda se muestra a la diosa Britannia, símbolo y personificación del Reino Unido.

Desde el año 2013, la Britannia se emite en 5 pesos distintos: 1oz (100£), 1/2oz (50£), 1/4oz (25£), 1/10oz (10£) y 1/20oz (5£).

Para los residentes en el Reino Unido, la Britannia tiene una gran ventaja fiscal respecto al resto de monedas bullion. No solo está exenta de IVA (VAT) como el resto de monedas bullion sino que también está exenta de ganancias del capital (CGT) hasta 12.000£ por año.

Soberano británico

Comprar un Soberano de oro es comprar un trozo de historia del Reino Unido. El Soberano fue emitido por primera vez en el año 1489 por el rey Enrique VII para representar el poder de la nueva dinastía Tudor.

El Soberano tiene una ley de 917 milésimas (22 quilates). Igual que ocurre con el Krugerrand sudafricano, tiene un característico color anaranjado proporcionado por el cobre que completa la aleación de la moneda.

Es moneda de curso legal en el Reino Unido y tiene un valor nominal de una libra esterlina.

Igual que en la Britannia, en el anverso, se muestra la imagen de la reina Isabel II junto la expresión latina «Dei Gratia Regina».

En el reverso, se puede ver la imagen de San Jorge matando a un dragón junto al año de emisión de la moneda. Este diseño fue realizado por Benedetto Pistrucci en el año 1817 representando la famosa leyenda de «San Jorge y el dragón».

Una de las particularidades del Soberano respecto el resto de monedas bullion es su peso. El Soberano original está compuesto por 7,32 gramos de oro. Esta es la moneda más popular. No obstante, también existen emisiones del quíntuple Soberano (5£), el doble Soberano (2£) y el medio Soberano (0,5£).

Debido a su gran popularidad y su reducida prima respecto las versiones fraccionarias de otras monedas bullion, el Soberano es una alternativa interesante para carteras pequeñas o como moneda de rebalanceo. Además, si eres residente en el Reino Unido, el Soberano disfruta de las mismas ventajas fiscales que la Britannia.

13 comentarios

  1. Hola.

    Nunca había escrito aquí aunque llevo siguiendo el blog unos cuantos meses. Yo tengo un blog sobre numismática y he escrito varias entradas sobre la compra de monedas de oro. Esta puede ser una por la que comenzar: http://blognumismatico.com/2016/07/07/guia-para-comprar-monedas-de-oro/

    Por otro lado, añado que hay monedas históricas del siglo XIX o XX que se pagan como moneda bullion. Un ejemplo son las 25 pesetas de Alfonso XII o las monedas de 20 francos francesas. Otras opciones por las que se paga un poco más (quizá un 10% a mayores) que su peso en oro son los doblones de Isabel II o los 4 y 8 escudos corrientes de Carlos III en adelante.

    Saludos,
    Adolfo

  2. Gracias por el artículo. Complementa muy bien al anterior.
    No conocía muy bien las diferencias entre invertir en lingotes y en monedas pero me ha quedado mucho más claro.
    Un saludo,

  3. Gracias por el artículo, Alejandro, y por todos los de tu blog.

    Con el oro, y desde mi punto de vista de inversor novel, siempre tengo la misma duda. En mi CP tengo el oro a través de un ETF con un gasto corriente del 0,4%. Te he leído en otros artículos sobre ventajas e inconvenientes, muy completos, aún así…

    La duda que me surge es si realmente compensa pagar de más por el oro físico (prima, gastos de envío, posible custodia) y qué facilidad tiene de venta en caso necesario. Es decir, si el oro está a 1400€/oz, ¿sería fácil venderlo a ese precio? ¿Confiaría en mí el comprador? Resido en las Islas Canarias, para vender se me antoja complejo sin salir de aquí. Una opción que indicas en este artículo es tener las dos cosas, oro físico y un ETF para rebalancear con facilidad. Ahorras un poco en gastos corrientes y te quitas el dolor de cabeza de la venta.

    Pero no dejo de darle vueltas porque el gasto corriente no me parece tan elevado. Haciéndolo muy simple, para una CP de 100.000 euros, 25K en oro son unos GC de 100€/año.

    ¿Realmente tener oro físico compensa los inconvenientes? ¿Podría ser un ETF+monedas una opción si no confías en poder desprenderte de manera rentable de poca cantidad de oro físico puntual?

    Te he leído mucho y sé que no me vas a decir qué hacer con mi inversión, pero si puedes debatir/argumentar un poco, te lo agradecería.

    Saludos.

    1. Hola Ibesan!

      Sobre la facilidad de venta, si compras alguna de las monedas de oro de 1 onza que cito en el artículo te aseguro que tendrás total liquidez. Otra cosa será la horquilla de compra-venta que aplique el comprador sobre el precio del oro en ese momento.

      Una de las ventajas del oro físico es que…posees el oro. Los ETF no son más que deuda respaldada por oro sobre el que tienes un derecho bajo ciertas condiciones.

      En mi opinión, por comodidad y seguridad, un mix entre oro físico y ETF es la mejor solución (aunque esto es muy personal).

      Un saludo,
      Alejandro

  4. Hola amigos,

    estamos en unos momentos bastante delicados con el tema del Coronavirus y la paralización de la economía mundial.

    Aunque yo no se si está teniendo más efecto el coronavirus o la guerra del petroleo entre Rusia y Arabia Saudi.

    ¿Como vais a afrontar vosotros vuestras carteras permanentes?, ¿las vais a mantener o que opinión tenéis?.

    Saludos.

    1. Hola Jose,

      De toda esta situación yo saco una lección positiva. Si con todo lo que está pasando, estás nervioso por las caídas en tu cartera, entonces es que tu exposición a RV era superior a la que podías soportar. Llevamos 11 años de mercados alcistas y muchos de nosotros no habíamos pasado por unas caídas como las de la última semana. Es una piedra de toque muy buena para nuestra actitud y mentalidad inversora.

      Yo personalmente estoy tranquilo por dos motivos:
      1. Tengo la mayor parte de mi patrimonio en una Cartera Permanente que se está comportando como esperaba de ella.
      2. Mi «Cartera Variable» como la llamaba Harry Browne, está expuesta a renta variable mediante planes de pensiones que no puedo tocar (tampoco se me pasaba por la cabeza) y cuya domiciliación de aportaciones no pienso eliminar.

      Como diría Bogle, «Stay the course»

      Un saludo,
      Alejandro

  5. Buen artículo, es gratificante saber que se escriben artículos así recientemente.

    Hace un tiempo leí: Guía para Invertir En Oro, de Michael Maloney. Una obra más que interesante para empezar, que muestra los hechos históricos desde la antigua Grecia hasta nuestros días, en las que el oro y la plata han demostrado lo que realmente son: dinero verdadero que ha sobrevivido durante milenios y no como la divisa emitida por los gobiernos despilfarradores.

    A pesar de reconocer la importancia del metal precioso, lamentablemente en mi país, Uruguay, es muy difícil de obtener. Es posible, comprar piezas numismáticas o conmemorativas en el banco central, y joyería, pepitas, medallas, etc etc, en tiendas, pero las de inversión… solo las casas de cambio se supone que las venden, pero nunca tienen disponible. Tampoco puedo comprarlas en empresas extranjeras ya que aquí el estado no te deja excederte de los 200 dólares, en compras en el exterior y solo 3 veces al año, de lo contrario te cobran el 60% de la compra, más un despachante de aduana… Toda muy rara la cuestión por aquí, no se muy bien que está pasando.

  6. Hola, Alejandro.

    Muchas gracias por el artículo.
    Mi pregunta seguramente parezca inculta a la mayoría de lectores, pero soy totalmente nuevo en esto y quiero aprender.

    Cuando hablas de monedas con valor nominal de 50$ y de curso legal, pero que su valor en el mercado es de unos 1500$, no lo entiendo.
    Imagino que aunque se emita a 50$ no es posible conseguirla a ese precio, ¿verdad?

    1. Hola Javier,

      Que una moneda sea de curso legal con cierto valor nominal significa que la puede utilizar para comprar cualquier bien. Este es el valor que fija el gobierno. Sin embargo, esto no tiene nada que ver con el valor de la moneda según su peso oro (que es el precio en el mercado del oro).

      Un saludo,
      Alejandro

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.